5 errores comunes al subir un archivo (III)

sangrado-imprentavip

Otro de los aspectos a tener en cuenta para que un documento esté listo para ser impreso es la sangre o sangrado.

Consiste en un margen exterior que se deja en los documentos hasta los bordes para evitar que quede un margen blanco cuando se imprima y no varíe el diseño en caso de que se corte con guillotina.

En la práctica, para evitar resultados indeseados, se debe tener en cuenta el sangrado y el espacio de seguridad.
Si queremos que el documento se imprima hasta el borde del soporte, la mejor opción es incluir en el documento un espacio o sangrado de 3 milímetros. Este espacio adicional se eliminará mediante troquelado, de manera que no aparecerá en el resultado final.
También debemos considerar una distancia de seguridad mínima de 5 milímetros entre los elementos importantes del diseño y el borde del documento a imprimir. Así pues, logos, textos o imágenes importantes deben situarse, como mínimo, a 5 milímetros del borde del tamaño final para evitar cortes indeseados.
Una vez más recomendamos el uso de nuestras plantillas que tienen marcadas dichas zonas de seguridad en los documentos.
Con estas medidas, evitamos por un lado que se produzcan cortes indeseados en su diseño, y además, que aparezca un borde blanco en los diseños que se concibieron para ser impresos sin márgenes.